Autotratamiento

Reiki nos exige un cambio de actitud en nuestra vida. El autotratamiento es una de las partes más importantes en Reiki. Antes de curar a los demás tenemos que aprender a curarnos a nosotros mismos. Sólo una persona que ha llevado a cabo una verdadera limpieza de los bloqueos y de las energías de baja frecuencia tiene la capacidad para guiar a otra persona a hacer lo mismo. En Reiki, este proceso lo realizamos en el autotratamiento.

Una vez que hemos sido iniciados en Reiki, nuestra frecuencia de vibración cambia, se ve aumentada por la potente descarga energética que es la iniciación. Pero es nuestro trabajo mantener esa vibración, y no solamente esto, sino el ir aumentándola poco a poco. Reiki no es sólo un sistema de curación, tal y como entendemos nosotros este término, sino que también es una herramienta de crecimiento personal, de evolución.

Reiki nos ayuda a mirar a nuestro interior y a descubrir quienes somos en realidad. También nos ayuda a descubrir nuestro próposito en la vida. Como explicaba en otra sección, el Universo es energía que vibra, pues bien, una de nuestras misiones en la vida consiste en evolucionar, genéticamente estamos programados de este modo. Tenemos que convertirnos cada dia en mejores personas y aumentar nuestra frecuencia de vibración hasta llegar a la vibración del Amor.

Esta es una pequeña guía de los pasos que hay que seguir para hacernos un autotratamiento. Es conveniente que hagas tuyos estos pasos, que añadas o quites lo que creas necesario. Que pruebes diferentes fórmulas y lo que se te pueda ocurrir a ti y que te funcione mejor. Siempre tienes que intentar hacer aquello que sientas, no lo que sientan los demás.

Las posiciones de las manos

Este es un autotratamiento completo, sigue estas posiciones y manten cada posición entre 3 y 5 minutos. Sigue tu intuición y presta mucha atención a las diferentes sensaciones que vayan apareciendo, estas te darán la clave para aconseguir un autotratamiento más personalizado y eficaz. Este autotratamiento dura aproximadamente 60 minutos. Podemos idear simplificaciones, o hacer cada dia tres o cuatro posiciones antes de ir a dormir y continuar donde nos quedamos al día siguiente.

 

Autotratamiento por la parte frontal

1. Coloca las manos sobre los ojos ligeramente ahuecadas, con muy poca presión o sin tocar. Seguidamente sitúa una mano en la frente y otra en la coronilla (6º y 7º Chakras).

11. Las dos manos encima de la barriga (3º y 2º Chakra).

2. Pon tus manos en las mejillas con los dedos gordos detrás de las orejas.

12. Las dos manos sobre la pelvis (2º Chakra).

3. Ahora pon las dos manos sobre las orejas.

 

13. Las dos manos por encima del hueso púbico. (1º y 2º Chakra).

 

4. Pon las manos en la parte posterior del cráneo.

 

14. Las dos manos en los genitales (1er chakra).

5. Después bájalas un poco más abajo cubriendo el cogote.

 

15. Una mano en cada rodilla.

6. Rodea el cuello para cubrir la garganta (5º Chakra).

 

16. Una mano en la rodilla y la otra en el tobillo.

7. Una mano en la garganta y la otra en la parte superior del pecho.

 

17. Las dos manos en el tobillo.

8. Las dos manos bajan al corazón (4º Chakra).

 

18. Una mano en la parte superior del pie y la otra en la planta. Repetir estos últimos pasos en cada pierna.

9. Las dos manos en el pecho.

19. Acabar con las dos manos en las plantas de los pies.

10. Las dos manos sobre la parte inferior de la caja torácica (3er Chakra).

   

Autotratamiento por la parte trasera

1. Las manos en la cabeza, una a cada hemisferio cerebral.

5. Ir bajando las manos poco a poco. Haremos las posiciones que sean necesarias hasta llegar a la cintura.

2. Una mano en la nuca y la otra en la coronilla. Posición muy potente que llena de luz rápidamente todo el Canal Central.

6. Las manos en la parte de atrás de la cadera. Posición muy indicada para problemas circulatorios en las piernas.

3. Las dos manos en los trapecios. Posicón que ayuda a soltar la tensión acumulada a lo largo del día.

7. Las dos manos encima del sacro. Estimula el segundo chakra y la energía Kundalini.

4. Las manos en la parte media de la espalda, empezando tan arriba como podamos.

8. Las manos en las plantas de los pies. Estimulamos el enraizamiento con la tierra.

Artículo escrito por Miquel Vidal.