Sonidos curativos

Los sonidos curativos son una serie de sonidos que producen desbloqueos de energía a quien los pronuncia. Se trata de una herramienta de Chi Kung que nos permite complementar tanto los ejercicios como la meditación. Estos sencillos sonidos nos pueden ayudar a deshacernos de emociones que podamos tener en nuestros órganos. Esta práctica se relaciona directamente con la teoría de los Cinco Elementos, ya que trabajamos los 5 órganos principales más otro "órgano energético", por llamarlo así, conocido con el nombre de Triple Calentador.

Así como los mantras son un sonido, una vibración armoniosa que al entrar en contacto con alguna energía de baja vibración que podamos tener, simplemente la transmuta o la armoniza. El sonido curativo trabaja expulsando del órgano la energía, al igual que una olla exprés expulsa el vapor de agua.

Existen varios modos de trabajar con los sonidos curativos. Uno de ellos es con la práctica de Chi Kung. Por ejemplo trabajando con las 8 Joyas, podemos complementar perfectamente cada ejercicio con los sonidos. Simplemente al hacer la última respiración del ejercicio pronunciamos el sonido curativo.

Otra manera de trabajar con estos sonidos es en la meditación. Podemos hacer por ejemplo una meditación de contacto con nuestros órganos internos. Primero relajando y observando la respiración. Después elegimos un órgano y tratamos de sentirlo, intentando captar si está contento, triste, cansado, fuerte, débil, etc. Una vez hemos tomado consciencia del estado de ese órgano, le agradecemos su trabajo y le decimos que vamos a ayudarle a deshacerse de la energía negativa que pueda tener acumulada. Entonces empezamos a respirar llenando nuestra capacidad pulmonar y al soltar el aire pronunciamos el sonido curativo correspondiente al órgano. Repetimos esta acción las veces que creamos necesario. Con esta mecánica podemos ir haciendo los diferentes órganos.

Los sonidos curativos son una herramienta de purificación que nos ayudarán a estar un poco más ligeros. A continuación tienes una tabla con los sonidos y sus correspondencias. Estúdiala atentamente y practícala. Para cada órgano existen varias posibilidades, pruébalas todas y encuentra la que te funciona mejor.

Tabla de los Sonidos Curativos y sus correspondencias

Órgano
Riñones
Hígado
Corazón

Estómago Bazo Páncreas

Pulmones
Triple Calentador
Sonido
CHUIII HHUUU

SSHHH XXUUU

HHAAA MMAAA
GOOUU ROOUU JJOOO

SSSSS NNIII ZZZZZ

HHIII
Tejido
Huesos, pelo y médula ósea.
Tendones
Vasos sanguíneos
Músculos
Piel, vello y uñas.

 

 

 

Armoniza y reparte del fujo de energía en todo el organismo y sistema energético.

Reestructura el sistema energético. Equilibra los chakras.

 

Entraña
Vejiga
Vesícula biliar
Intestino delgado
Estómago
Intestino grueso
Elemento
Agua
Madera
Fuego
Tierra
Metal
Sentido
Oído orejas
Vista ojos
Gusto boca
Tacto labios
Olfato naríz
Estación
Invierno
Primavera
Verano
Final del verano
Otoño
Color
Negro Morado
Verde
Rojo
Amarillo
Blanco
Emoción positiva
Voluntad, suavidad, dulzura, estar alerta.
Generosidad, buen humor, amabilidad, amistad.
Compasión, alegría, amor.
Seguridad, confianza, visión de futuro, realización de sueños.
Valor, franqueza, justicia, amistad.
Emoción negativa
Miedo, temor, pereza, falta de voluntad, estrés.
Enfado, rabia, cólera, ira, cambios de humor.
Orgullo, odio, envidia, crueldad, desprecio, soberbia.
Preocupación, ansiedad, bloqueos, falta de recursos.
Tristeza, pena, depresión, melancolia.
Otras indica-ciones
Aumenta la energía vital y la energía sexual, pies fríos, mareos
Vértigo, anorexia, problemas oculares.
Problemas cardíacos, insomnio.
Llagas en la boca, problemas digestivos.
Resfriados, tos.
Dolores de garganta, gases, malestar general. Depresiones, estados de agotamiento.

 

Artículo escrito por Miquel Vidal.