La Técnica Metamórfica

Se trata de una técnica de masaje muy suave y sutil que se realiza en pies, manos y cabeza en el recorrido por donde se localizan diversos puntos reflejos de la columna vertebral que a su vez se corresponden con las diferentes etapas de gestación del ser humano, desde el momento de la concepción hasta el parto.

Básicamente este masaje ayuda a todo el que lo recibe a desbloquear nudos de estrés que se han producido en la etapa de gestación y que han derivado en problemas emocionales (miedo, ansiedad, culpa..) y que acaban siendo causantes de enfermedades físicas.

Origen de la Técnica Metamórfica

Esta Técnica fue descubierta por el naturópata y reflexólogo Robert St John, cuando trataba con reflexología podal a una niña de 18 meses con Síndrome de Down. No conseguía mejoras en ella hasta que un día, su instinto le llevó a realizar un masaje en la zona refleja de la columna vertebral en el pie y más adelante también en manos y cabeza, notando que con el paso de los días se fueron produciendo mejoras en la niña, se iba mostrando más tranquila y prestaba más atención. Con el paso del tiempo llegó incluso a cambiarle la fisionomia propia de los niños con Síndrome de Down.

Robert St.John probó la misma técnica con niños autistas, comprobando también mejoras en su actitud, se volvían más cariñosos y se relacionaban mejor con su entorno.

Cuando empieza a probar la técnica con adultos, observa que en todos los casos se produce algún tipo de cambio y que en ocasiones se produce una cierta regresión espontánea que trae recuerdos que permiten a estas personas iniciar un proceso de sanación liberándose de traumas y bloqueos que partían del momento de su concepción, gestación o nacimiento.

En su trabajo de investigación va localizando puntos concretos que se corresponden con dichas etapas y que permiten entender mejor el porqué hay zonas más dolorosas, con callosidades, sequedad...y que ayudan a tomar conciencia de las causas que originan una enfermedad.

Inicialmente, denomina a esta técnica Prenatal y más adelante le daría el nombre de Técnica de Metamorfosis.

Principios de la Técnica Metamórfica

La Técnica Metamórfica se basa en:

El concepto de Medicina Holística, que reconoce que una persona es una unidad integrada por Cuerpo, Mente y Espíritu y que contamos con la capacidad de curar nuestras propias dolencias.

Los puntos reflexológicos de columna vertebral localizados en el recorrido metamórfico en pies, manos y cabeza que se activa al realizar el masaje.

La idea de que en el momento de la concepción y el período de gestación del ser humano se establecen todas nuestras estructuras físicas, mentales y emocionales y de comportamiento. Este período formativo puede ser recuperado a través de estas zonas, reactivando esta fuerza vital del período de gestación.

El practicante de la Técnica Metamórfica

La técnica metamórfica es sencilla de aprender y de poner en práctica. Sin embargo, es muy importante conocer correctamente el recorrido metamórfico y no desviarse el mismo cuando se realiza el masaje. Además es básica la actitud del practicante de esta técnica, que debe ser de total desapego hacia los síntomas, sin poner intención alguna. Con el masaje se va activando la energía vital del receptor pero el practicante no debe buscar ni pensar en un resultado concreto. Esta actitud hacia los síntomas es una importante diferencia entre la Técnica Metamórfica y otras terapias alternativas o la medicina convencional.

Practicante y receptor establecen una relación metamórfica y los resultados obtenidos pueden variar en función de quién realiza el masaje. Por ejemplo, una madre que ha aprendido a realizar el masaje, lo practica con su hijo y no obtiene los mismos resultados que si lo realiza una persona ajena a la familia. Ello puede ser debido a que es difícil que la madre no ponga cierta intención cuando realiza el masaje, pues en su deseo por lograr la curación de su hijo no puede desapegarse lo suficiente en este proceso. En estos casos es bueno que otra persona de la familia, o una persona totalmente ajena a la familia, realice el masaje al niño.

Y se entiende entonces también que realizando un automasaje metamórfico se pueden obtener resultados pero no se alcanzan los mismos que si se recibe el masaje de otra persona, ya que es muy difícil que no pongamos una cierta intención cuando nos realizamos el masaje a nosotros mismos.

Jesús lava los pies a sus discípulos

El siguiente texto pertenece al Evangelio según San Juan capítulo 13.

"Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin. Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase, sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba, se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido. Entonces vino a Simón Pedro; y Pedro le dijo: Señor, ¿tú me lavas los pies? Respondió Jesús y le dijo: Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; mas lo entenderás después. Pedro le dijo: No me lavarás los pies jamás. Jesús le respondió: Si no te lavaré, no tendrás parte conmigo. Le dijo Simón Pedro: Señor, no sólo mis pies, sino también las manos y la cabeza. Jesús le dijo: El que está lavado, no necesita sino lavarse los pies, pues está todo limpio; y vosotros limpios estáis, aunque no todos.

Así que, después que les hubo lavado los pies, tomó su manto, volvió a la mesa, y les dijo: ¿Sabéis lo que os he hecho? Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis. De cierto, de cierto os digo: El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado es mayor que el que le envió. Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis. No hablo de todos vosotros; yo sé a quienes he elegido; mas para que se cumpla la Escritura: El que come pan conmigo, levantó contra mí su calcañar. Desde ahora os lo digo antes que suceda, para que cuando suceda, creáis que yo soy. De cierto, de cierto os digo: El que recibe al que yo enviare, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió."

 

¿Te gustaría aprender la Técnica Metamórfica? Te proponemos nuestro Curso Online de Técnica Metamórfica Nivel I. Ahora tienes la oportunidad de aprender esta técnica desde tu casa, en el horario que tu prefieras y a tu ritmo. Esta es una técnica muy fácil de aprender y de practicar que produce resultados sorprendentes. Empieza hoy mismo! Haz click en la imagen para acceder a las características del curso:

Artículo escrito por Shauri.