¿Cómo debo viajar a estos lugares?

Como es lógico suponer, este tipo de lugares hay que visitarlos con el máximo respeto y reverencia. No es mala idea hacer una pequeña oración, antes de entrar en ellos, pidiendo permiso y ayuda al lugar y a los seres que lo habitan. Externamente, hay que dejar estos lugares como los hemos encontrado, o mejor. Sin dejar en ellos rastros de la supuesta “civilización” humana. Manteniendo el equilibrio y la armonía que la naturaleza a creado a través de millones de años de evolución.

La Tierra posee lugares verdaderamente mágicos. Fotografía de Miquel Vidal.

Internamente, la mayor señal de respeto, conexión y profundización con estos lugares es el silencio. Hay que tener claro, que no solo vamos allí a “chupar” la energía, con la mentalidad de “usar y tirar”. Que estos lugares no han sido creados para satisfacer únicamente al hombre, y este tiene el derecho de hacer lo que quiera con ellos. Algunos de estos lugares existían hace miles de años, incluso millones de años antes de la aparición del hombre, de sus religiones, cultura, etc. Estos lugares desarrollan funciones a múltiples niveles existenciales, no solo para el hombre. A nuestro nivel son maestros para nosotros, son faros, son recordatorios de donde venimos y de lo que somos en lo más profundo de nuestro ser. Somos uno con ellos, y lo que les hagamos a estos lugares, nos lo estamos haciendo a nosotros mismos.

Así pues deberemos mostrar el máximo respeto siempre que viajemos a estos lugares, y también mostrar respeto a los otros viajeros que podamos encontrarnos allí. Muy posiblemente nos encontraremos personas meditando o en silencio. Sobre todo cuando vayas en grupo procura respetar y guardar silencio.

A nivel personal, es recomendable hacer una preparación previa antes de viajar a un lugar espiritual. Es recomendable que unos días antes, incluso semanas, hagamos un pequeño programa de purificación tanto a nivel físico, como energético y un trabajo espiritual diario de meditación. Una de las cosas que podemos experimentar en estos sitios es una profunda limpieza energética. Pero hay que pensar que detrás nuestro vendrán otras personas, así que, si llegamos lo más purificados posible, el rastro de porquería energética que dejaremos detrás nuestro será menor. Este último punto, sobretodo es importante en los lugares energéticos donde se han construido edificaciones, y en los que tienes que entrar dentro de un edificio par acceder al punto energético en si.

Artículo escrito por Miquel Vidal.