Propiedades del Té

En la antigua China, las primeras personas que utilizaron el  como bebida en seguida se dieron cuenta de que no solo les ayudaba a mantener un nivel de energía más alto, sino que también obraba pequeños milagros para su salud. No es raro que en china encontremos apelativos para el Té como el Té de la eterna juventud, Té belleza, Té medicina, etc.

Dentro de la medicina tradicional china podemos encontrar diferentes recomendaciones de Té para distintos tipos de dolencias. Por lo general podemos decir que cuanto menor sea el grado de fermentación mayor serán las propiedades del Té. Sin embargo, hoy en día hay que tener en cuenta otros factores. Por ejemplo, el mayor productor de Té del mundo es China, en este país existen elevados índices de contaminación en muchas zonas. Si el Té que hemos adquirido proviene de una de estas zonas, probablemente llevará una gran cantidad de tóxicos.

Las propiedades del té varian segun el grado de fermentación. Fotografía de David Boté Estrada - Creative Commons.

También está demasiado extendido el uso de pesticidas y abonos químicos para el Té, siempre que podamos adquirir un Té con garantías ecológicas mejor. Pero hay que tener en cuenta que cuanto mejores son los factores de ubicación y ecologismo del Té mayor es su precio.

Veamos algunas de las principales propiedades del Té:

  • Es diurético, ayuda a eliminar líquidos retenidos en el cuerpo

  • Ayuda a gastar calorías y a quemar el exceso de grasas.

  • Es rico en antioxidantes, los cuales previenen el envejecimiento celular del cuerpo.

  • Protege de enfermedades del corazón y ayuda a reducir los niveles de colesterol “malo”.

  • Protege contra el cáncer.

  • Ayuda a personas con problemas de artritis.

  • Es bueno para los huesos, aumentando el nivel de resistencia ósea.

  • Es bueno para las enfermedades de la boca, los dientes y el mal aliento.

  • Tiene propiedades digestivas.

  • Retarda el desarrollo de la diabetes en personas con tendencia a esta patología.

  • Es útil en casos de infecciones víricas.

Todas estas propiedades y algunas otras confieren al Té su popularidad y su bien merecida fama en todo el mundo. Sin embargo, las personas con hipertensión tienen que tener mucho cuidado de tomarlo, estas personas deberán consumir Tés muy suaves, que no sean excitantes.

Artículo escrito por Miquel Vidal.