Reiki a Distancia

La posibilidad de transmisión de energía a distancia no es algo nuevo. Se viene utilizando desde la antigüedad. En oriente, donde han sido más conocedores de las energías y de sus posibilidades han trabajado mucho el envío de energía a distancia. Pero aquí en occidente también tenemos numerosos ejemplos. Por ejemplo, en la oración, cuando pedimos a la divinidad que cuide o mejore a una persona próxima a nosotros. O simplemente, cuando pensamos en alguien y le enviamos nuestro amor, o nuestro odio, porque todo está interconectado y todo llega. No es raro que si una persona tiene mucho odio hacia otra y está constantemente teniendo pensamientos negativos hacia esa persona, esta otra persona terminará por tener molestias de algún tipo o incluso un accidente. En el caso contrario, si enviamos amor a una persona, ésta se sentirá mejor aunque no sepa porqué.

En Reiki, sólo contemplaremos la versión positiva, ya que Reiki no se puede utilizar para hacer el mal. Los guías no lo permitirían. Por medio del símbolo de la distancia, es decir, el Hon-Sha-Ze-Sho-Nen, podemos enviar energía a la persona que queramos. La clave está en enfocar nuestra atención y pensamientos en la persona a la cual hacemos la sesión.

A continuación explicaré una versión genérica de realizar este tipo de sesiones. Pero te corresponde a ti crear tu propio sistema, probando diferentes formas y averiguando cuál te va mejor. Es posible que tengas algunas dudas al principio, pero con la práctica verás que una sesión a distancia es muy sencilla y efectiva.

Pasos a seguir para realizar una sesión a distancia:

  • El permiso. Es necesario que contemos con el permiso de la persona a la cual vamos a hacer el tratamiento. De no ser así, tendríamos consecuencias Kármicas para nosotros por meternos donde no nos llaman. Existen diferentes formas de pedir permiso. La primera, es obvia, pedir el permiso directamente a la persona en cuestión. La segunda es pedir el permiso a su Ser Interior por medio de una visualización. Para hacerlo, cerraremos los ojos y pensaremos en la otra persona, intentando imaginárnosla y sentirla como si estuviera con nosotros. Cuando lo sintamos así, le preguntaremos si quiere que le hagamos Reiki. La respuesta no tiene porqué venir con palabras, puede que diga Si o No, o podemos notar algo que nos diga Si o No, o puede darse el caso que la persona se vaya, etc. Si no estamos seguros de la respuesta, podemos ofrecer la energía a su Ser Interior, ya que éste tiene la capacidad de aceptarla o no. Muchas veces yo digo lo siguiente: “Ofrezco esta energía al Ser Interior de (nombre de la persona) si éste no la acepta que la energía se dirija a la Madre Tierra ”. También, si al empezar a enviar energía, notamos que esta no va fluida o que la otra persona pone algún tipo de resistencia a recibir la energía, interrumpiremos la sesión. Tenemos que tener claro que si alguien no quiere recibir Reiki está en su derecho y nosotros no podemos violar este derecho.

  • La técnica. Existen diferentes técnicas para realizar Reiki a distancia. A continuación explicaré unas cuantas, pero puedes inventarte alguna, ir probando y experimentando tanto como quieras.

    • Técnica del sustituto. Esta técnica consiste en utilizar un muñeco o una muñeca, un cojín o cualquier cosa que se te ocurra, incluso a nosotros mismos, y hacerle Reiki normalmente proyectando Reiki a la persona receptora por medio del cojín o del objeto escogido. Es decir, siempre siendo conscientes de a quien le estamos enviando la energía.

    • Técnica de los muslos. Otra técnica es la de utilizar nuestros muslos. Nos podemos imaginar que nuestro muslo derecho es la parte frontal de la otra persona y el izquierdo es la parte trasera, y hacerle Reiki normalmente.

    • Técnica de la fotografía. Esta técnica consiste en hacerle Reiki a la otra persona por medio de una foto suya. Podemos tener la foto entre las manos y insertarle los símbolos, o dibujarlos detrás de la foto junto con el nombre de la persona. Después le hacemos Reiki a la foto.

  • Enviar la energía. Una vez hemos hecho los preparativos, hemos escogido la técnica y hemos pedido el permiso, empezaremos la sesión de Reiki. Para hacerlo, trazaremos primero un Hon-Sha-Ze-Sho-Nen, lo podemos visualizar o dibujarlo en el aire repitiendo tres veces su mantra para activarlo. A partir de este momento empieza la sesión y empezamos el envío de energía. 

  • Finalización. Para terminar la sesión, podemos enviar un Cho-Ku-Rei a la persona y añadir una afirmación del estilo: “Con este Cho-Ku-Rei finalizo la sesión de Reiki a distancia con (nombre de la persona)”. Finalmente nos podemos despedir de la persona mandándole una sonrisa y deseándole lo mejor en su camino.

Artículo escrito por Miquel Vidal.

   

Otros Artículos Interesantes

Los sonidos curativos son una serie de sonidos que producen desbloqueos de energía a quien los pronuncia. Se trata de una herramienta de Chi Kung que ...
Cada cristal, a causa de su composición química, de las condiciones y del modo en que se ha desarrollado presenta unas características diferentes. A ...
Esta técnica ha sido muy utilizada en las clínicas Reiki de Japón, sobretodo en la clínica de Chujiro Hayashi. Su práctica es muy sencilla, consiste ...
Para esta meditación necesitamos disponer de una vela que colocaremos en algún lugar frente a nosotros más o menos a la altura de nuestros ojos, o a ...
Este ejercicio es muy simple físicamente, pero requiere un poco de nuestra capacidad de visualizar. Antes de empezar a hacer el ejercicio seria ...
Lo primero que tenemos que hacer cuando nos compramos o nos regalan un cristal, es limpiarlo. Existen diferentes maneras de limpiar un cristal. Yo ...
Esta técnica consiste en que dos o más personas le aplican Reiki a una sola persona al mismo tiempo. De este modo se consigue canalizar una gran ...
Empezaremos haciendo unas respiraciones profundas y relajándonos. Aflojaremos todos los músculos y dejaremos ir la tensión. Dirigiremos nuestra ...
Las ocho joyas son una serie de ejercicios de Chi Kung que destacan por su sencillez y por ser tremendamente beneficiosos para la salud. Esta serie ...
Los cristales son seres vivos, mucha gente se sorprende ante esta afirmación. En muchos casos son seres que llevan miles o millones de años ...
Esta técnica se realiza en grupo, o por lo menos en pareja, aunque cuantas más personas participen en el círculo más potente se volverá la ...
  • Prev