Escrito por Miquel Vidal   
Compartir - Share

Reiki a Distancia

El Reiki a distancia se aprende en el segundo nivel de Reiki. Este método consiste en enviar la energía a una persona que no tenemos físicamente delante.

La posibilidad de transmisión de energía a distancia no es algo nuevo. Se viene utilizando desde la antigüedad. En oriente, donde han sido más conocedores de las energías y de sus posibilidades han trabajado mucho el envío de energía a distancia. Pero aquí en occidente también tenemos numerosos ejemplos. Por ejemplo, en la oración, cuando pedimos a la divinidad que cuide o mejore a una persona próxima a nosotros. O simplemente, cuando pensamos en alguien y le enviamos nuestro amor, o nuestro odio, porque todo está interconectado y todo llega. No es raro que si una persona tiene mucho odio hacia otra y está constantemente teniendo pensamientos negativos hacia esa persona, esta otra persona terminará por tener molestias de algún tipo o incluso un accidente. En el caso contrario, si enviamos amor a una persona, ésta se sentirá mejor aunque no sepa porqué.

En Reiki, sólo contemplaremos la versión positiva, ya que Reiki no se puede utilizar para hacer el mal. Los guías no lo permitirían. Por medio del símbolo de la distancia, es decir, el Hon-Sha-Ze-Sho-Nen, podemos enviar energía a la persona que queramos. La clave está en enfocar nuestra atención y pensamientos en la persona a la cual hacemos la sesión.

A continuación explicaré una versión genérica de realizar este tipo de sesiones. Pero te corresponde a ti crear tu propio sistema, probando diferentes formas y averiguando cuál te va mejor. Es posible que tengas algunas dudas al principio, pero con la práctica verás que una sesión a distancia es muy sencilla y efectiva.

Pasos a seguir para realizar una sesión a distancia:

  • Preparativo. En primer lugar, y como es lógico, tenemos que escoger a la persona, grupo o situación a la que queremos hacer Reiki. Entonces proseguiremos preparándonos a nosotros mismos para empezar la sesión en un estado óptimo. Sería bueno hacer unos instantes de meditación antes de realizar la sesión, sobretodo si escogemos la técnica de la visualización. Por ejemplo, podemos realizar la meditación del Cuerpo Interior y llenarnos de luz, o podemos hace la conexión Cielo-Tierra. No olvides de pedir ayuda a tus guías.

  • El permiso. Es necesario que contemos con el permiso de la persona a la cual vamos a hacer el tratamiento. De no ser así, tendríamos consecuencias Kármicas para nosotros por meternos donde no nos llaman. Existen diferentes formas de pedir permiso. La primera, es obvia, pedir el permiso directamente a la persona en cuestión. La segunda es pedir el permiso a su Ser Interior por medio de una visualización. Para hacerlo, cerraremos los ojos y pensaremos en la otra persona, intentando imaginárnosla y sentirla como si estuviera con nosotros. Cuando lo sintamos así, le preguntaremos si quiere que le hagamos Reiki. La respuesta no tiene porqué venir con palabras, puede que diga Si o No, o podemos notar algo que nos diga Si o No, o puede darse el caso que la persona se vaya, etc. Si no estamos seguros de la respuesta, podemos ofrecer la energía a su Ser Interior, ya que éste tiene la capacidad de aceptarla o no. Muchas veces yo digo lo siguiente: “Ofrezco esta energía al Ser Interior de (nombre de la persona) si éste no la acepta que la energía se dirija a la Madre Tierra ”. También, si al empezar a enviar energía, notamos que esta no va fluida o que la otra persona pone algún tipo de resistencia a recibir la energía, interrumpiremos la sesión. Tenemos que tener claro que si alguien no quiere recibir Reiki está en su derecho y nosotros no podemos violar este derecho.

  • La técnica. Existen diferentes técnicas para realizar Reiki a distancia. A continuación explicaré unas cuantas, pero puedes inventarte alguna, ir probando y experimentando tanto como quieras.

    • Técnica del sustituto. Esta técnica consiste en utilizar un muñeco o una muñeca, un cojín o cualquier cosa que se te ocurra, incluso a nosotros mismos, y hacerle Reiki normalmente proyectando Reiki a la persona receptora por medio del cojín o del objeto escogido. Es decir, siempre siendo conscientes de a quien le estamos enviando la energía.

    • Técnica de los muslos. Otra técnica es la de utilizar nuestros muslos. Nos podemos imaginar que nuestro muslo derecho es la parte frontal de la otra persona y el izquierdo es la parte trasera, y hacerle Reiki normalmente.

    • Técnica de la fotografía. Esta técnica consiste en hacerle Reiki a la otra persona por medio de una foto suya. Podemos tener la foto entre las manos y insertarle los símbolos, o dibujarlos detrás de la foto junto con el nombre de la persona. Después le hacemos Reiki a la foto.

    • Técnica de la reducción. Otra técnica es la de imaginarnos que la otra persona se hace pequeña, tan pequeña que la podemos meter entre nuestras manos. Nos imaginamos que la metemos dentro de una bola de luz y le proyectamos Reiki.

    • Técnica de visualizar en la realidad. Esta técnica consiste en imaginarnos que la persona se encuentra en nuestra presencia y le hacemos Reiki normalmente.

    • Técnica de la visualización. Por último, a través de una meditación, podemos realizar una visualización para mandar Reiki. Esta técnica está más abierta a nuestra imaginación, creatividad e intuición. Yo te aconsejo que no intentes controlar totalmente la visualización, que dejes que cobre vida propia, ya que te puedes sorprender mucho de las cosas que te pueden llegar a salir. La idea es imaginarnos a nosotros mismos y a la otra persona y hacer Reiki normalmente. También nos podemos imaginar que nos encontramos delante de la persona, a cierta distancia, y que le proyectamos la energía, ésta empieza a entrar por las primeras capas del aura, y se va distribuyendo por su sistema energético allí donde más lo necesita. También podemos establecer una conexión de Corazón a Corazón, visualizando un tubo de luz que nos conecta con la otra persona y mandarle el Reiki directamente por ese canal. Como he dicho antes, esta última técnica ofrece innumerables posibilidades. Y cuanto más practiques más fácil te será y más cómodo te sentirás.

  • Los símbolos. Una vez hemos hecho los preparativos, hemos escogido la técnica y hemos pedido el permiso, empezaremos la sesión de Reiki. Para hacerlo, trazaremos primero un Hon-Sha-Ze-Sho-Nen, lo podemos visualizar o dibujarlo en el aire repitiendo tres veces su mantra para activarlo. A partir de este momento empieza la sesión y empezamos el envío de energía. Si queremos que la energía se manifieste en un momento determinado, después de trazar el Hon-Sha-Ze-Sho-Nen podemos añadir una afirmación indicando el momento y el lugar. O también al terminar la sesión podemos volver a trazar el Hon-Sha-Ze-Sho-Nen y añadirle la afirmación. Como te puedes imaginar, también podemos utilizar los otros símbolos que tenemos a nuestro alcance para potenciar la sesión. Utiliza tu criterio e intuición a la hora de usarlos.

  • Finalización. Para terminar la sesión, podemos enviar un Cho-Ku-Rei a la persona y añadir una afirmación del estilo: “Con este Cho-Ku-Rei finalizo la sesión de Reiki a distancia con (nombre de la persona)”. Finalmente nos podemos despedir de la persona mandándole una sonrisa y deseándole lo mejor en su camino.

Consideraciones

Es frecuente que en las sesiones de Reiki a distancia veamos a nuestros guías como nos ayudan. Podemos aprovechar para preguntarles algo, también podemos obtener información de la otra persona. Como, por ejemplo, donde le hace más falta recibir la energía, preguntándoselo directamente a la persona en la visualización. También podemos notar cosas sobre la persona, su estado de ánimo, como se encuentra, si le preocupa alguna cosa o puede que su Ser Interior nos dé algún mensaje para ella o alguna cosa de la que quiere que sea consciente. También, y aprovechando este estado, es posible hacerle llegar algún mensaje nuestro a la otra persona. Dependerá de su nivel de consciencia que se dé cuenta o no. Es posible que en el futuro esto sea la ruina de las compañías de telefonía móvil.

Si utilizamos frecuentemente la técnica de la visualización para hacer Reiki a distancia podemos aprovechar para crearnos nuestro propio espacio. Nos podemos imaginar una habitación y decorarla a nuestro gusto, o un rincón de la naturaleza que nos guste y nos inspire paz, etc. El segundo nivel de Reiki nos pide que hagamos aflorar nuestras cualidades creativas. También es importante que empecemos a hacer caso a nuestras intuiciones. No tenemos que dejar que nuestra parte racional se lleve todo el protagonismo. Con la práctica, te darás cuenta que la intuición es un poderoso aliado y no sólo cuando hacemos Reiki, sino también en el día a día.

Sería interesante que incorporaras el Reiki a distancia en tu vida. Que busques un espacio en tu día a día y lo dediques a realizar sesiones de Reiki a distancia. Lo puedes hacer todos los días, una vez a la semana, etc. pero intenta que sea regularmente. La práctica hace al Maestro. Si no sabes a quien hacer Reiki a distancia, se lo puedes hacer a tus guías, te lo agradecerán.

También puedes enviar energía a distancia a la Madre Tierra , pues le hace mucha falta, a un país que tenga muchos conflictos, etc. Escucha a tu corazón y él te indicará donde hace falta energía o a quien. El mundo está cambiando, nos estamos abriendo a una época más espiritual y menos material. Y las épocas de transición son siempre difíciles. Hará falta toda la energía que podamos mandar. Es muy importante que hagamos este cambio, ya que la otra alternativa es la autodestrucción. Y el hecho que tu ya estés cambiando, ya es un pequeño paso, pero muy importante. Como dice un refrán oriental, para hacer un viaje de 10.000 kilómetros tenemos que empezar haciendo un paso.

Compartir - Share
 

Cursos de Reikiactivo.com

Twitter

Facebook

Copyright © Reikiactivo 2006-2013.
...

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Cookies allow us to offer our services. By using our services, you agree to our use of cookies. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information