Símbolos y colores

Existen varias formas de utilizar los símbolos y combinarlos con otras disciplinas. Una de ellas es la combinación de símbolos y colores. Dependiendo de la situación podemos escoger utilizar un símbolo u otro, pero también podemos escoger dar un color u otro a un símbolo. Esta aplicación influirá en la energía que canalicemos. Hay que decir que este método proviene de los sistemas de Reiki Occidental, en los Japoneses no se trabaja con colores.

En los comienzos de empezar a trabajar con símbolos, es bueno que al principio nos centremos más en hacer bien los trazos y activar el símbolo correctamente, y que demos menos importancia a los colores. Poco a poco, a medida que vayamos ganando práctica con la visualización, introduciremos los colores. Utilizaremos preferentemente los colores que se indica en cada símbolo. Pero también existen otras maneras de darles color.

 

Principios de cromoterapia

Si tenemos algunos conocimientos de cromoterapia, podemos aplicar los principios que hayamos aprendido a los símbolos de Reiki. También, por ejemplo, si sabemos los colores de los charkas, podemos aplicar el símbolo utilizando el color del chakra, así la energía resonará más intensamente con la vibración de ese chakra. Esta es una pequeña relación entre colores y algunas de sus aplicaciones:

Rojo: estimula la circulación de la sangre. Estimula también el espíritu.

Naranja: combate la fatiga. Mejora el nivel de optimismo.

Amarillo: es un color energético que mejora el tono muscular y la mente.

Verde: es un color tranquilizante, sedante, ideal para los problemas de insomnio y los nervios.

Azul: es un color refrescante, con propiedades antisépticas. Proporciona paz y tranquilidad.

Violeta: se utiliza para combatir estados de angustia o miedo.

Magenta: aumenta la tensión arterial y combate los estados de tristeza.

Otra manera de trabajar con colores y símbolos es dejar que el propio símbolo adquiera el color. Cuando hagas sesiones a distancia visualizando, te darás cuenta que los símbolos pueden cambiar de color y que, después de trazarlos, pueden dirigirse a alguna parte concreta del paciente. También la energía que visualizas puede adquirir diferentes tonalidades de color. Yo te aconsejo que dejes que tus guías hagan esta parte, ya que si no tienes un buen conocimiento de las aplicaciones y efectos de cada color puedes influir negativamente al paciente. Si deseas profundizar en los colores y sus usos, te recomiendo que hagas algún curso de Cromoterapia.

Cho-Ku-Rei: su color preferente es el dorado, también lo podemos visualizar en rosa para curaciones emocionales.

Sei-He-Ki: visualizarlos preferentemente en tonos pastel, rosado y colores claros.

Hon-Sha-Ze-Sho-Nen: el blanco y el violeta son los colores más adecuados. También el azul para trabajar con el quinto chakra.

Dai-Koo-Myo: el blanco y el violeta también son los más adecuados para este símbolo.

 

Artículo escrito por Miquel Vidal.