Escrito por Miquel Vidal   
Compartir - Share

Sei-He-Ki

El Sei-He-Ki es el símbolo mental-emocional. Su misión es la de enviar o dirigir la energía a las capas emocionales y mentales del aura, así como a los Chakras que regulan las funciones mentales-emocionales y también a la mente. Más concretamente, actúa sobre el cuerpo emocional y la mente inconsciente. Su nombre significa: “Todo lo que está arriba está abajo”, “El hombre y Dios se hacen Uno” y “La tierra y el cielo se reúnen”. También es el símbolo de la purificación, el símbolo del equilibrio entre fuerzas contrarias y el símbolo de la armonía .

Este símbolo actúa especialmente sobre los cuatro Chakras superiores, alineándolos con la energía de altísima vibración del amor y potenciando su armonización. Actúa armonizando los dos hemisferios cerebrales. Nuestro cerebro esta dividido en dos hemisferios. El derecho es el que regula la intuición, la imaginación, los sueños, los sentimientos, etc. El hemisferio izquierdo es el que regula la racionalidad, el razonamiento deductivo y lógico. El Sei-He-Ki nos equilibrará estos dos hemisferios, porque ni es bueno vivir en un mundo imaginario ni en un mundo puramente racional. Toda existencia se basa en el juego o danza de los contrarios, el equilibrio y la armonía en la vida dependen de que estas fuerzas estén igualadas.

Las personas, a causa de la inconsciencia del mundo, no procesamos normalmente nuestras emociones. Cuando negamos la vida, lo que pasa o nuestras propias emociones, estamos potenciando que éstas se queden atrapadas en nuestro sistema energético. ¿Tienes pensamientos hacia una persona o situación que se te repiten con asiduidad en la mente? ¿Te pones nervioso cuando tienes que coger un tren o al enfrentarte a una determinada situación? Todo esto son esquemas mentales-emocionales que se han instalado en tu campo energético. Cuando aplicamos Sei-He-Ki a una persona, estamos ayudando a esa persona a hacerse consciente de emociones reprimidas y patrones mentales-emocionales que pueden estar con ella desde hace mucho. Y cuando nos hacemos conscientes de porqué nos ponemos nerviosos cuando tenemos que coger un tren, desaparece este nerviosismo. La consciencia es el arma más poderosa de todas. Es la luz que hace desaparecer la oscuridad.

Como comentaba en la sección Reiki y la Enfermedad, los dolores físicos son la última manifestación de un problema mental-emocional o también espiritual. Eso nos ha de poner en alerta cuando tengamos a un paciente con cualquier problema físico. Porque al aplicar Sei-He-Ki podemos liberar emociones o patrones mentales que le han causado ese problema. Así pues, no nos tenemos que extrañar si se nos pone a llorar una persona que nos ha venido por un dolor de cuello y ha terminado por decirnos que odia sus circunstancias pero que no se atreve a expresarlo. También se utiliza para tratar adicciones, fobias, patrones de comportamiento, etc. Este símbolo lo podemos dibujar acompañado por un Cho-Ku-Rei. De esta manera lo protegeremos y aumentaremos su vibración y su eficacia.

Compartir - Share
 

Cursos de Reikiactivo.com

Twitter

Facebook

Copyright © Reikiactivo 2006-2013.
...

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Cookies allow us to offer our services. By using our services, you agree to our use of cookies. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information