Escrito por Miquel Vidal   
Compartir - Share

Los símbolos del Nivel III

En el Tercer Nivel de Reiki Usui Tibetano se reciben dos símbolos. Los símbolos son unas herramientas que nos ayudan a aumentar y a dirigir la Energía Universal que canalizamos. Recordemos que existen varias formas de invocar los símbolos, pero en resumen se trata de dibujar el símbolo y repetir tres veces su nombre. Cada símbolo tiene una vibración particular, si has trabajado con los símbolos de Reiki II, has meditado con ellos etc, te habrás dado cuenta que se produce un cambio en la Energía cuando activas un símbolo.

Los símbolos de Reiki II están más orientados a la terapia, tanto para nosotros como para otras personas. Los símbolos de Reiki III están orientados hacia nuestro crecimiento personal. Si a partir de ahora empiezas a trabajar asiduamente con estos símbolos, te darás cuenta que tu vida va cambiando poco a poco, del mismo modo tu vibración irá aumentando y acercándose a la vibración de Amor. Para poder sanar a otras personas es necesario que nos sanemos primero a nosotros mismos. Los símbolos de Reiki III nos darán un empujoncito en esta dirección.

Si lees libros sobre Reiki, o miras páginas web, etc. Y buscas información sobre los símbolos de Reiki, verás que los tres primeros símbolos se explican con mucho detalle. De cada uno de ellos se enseñan diferentes usos, los diferentes efectos que producen y en que ocasiones es mejor utilizarlos. Pero cuando llegamos a los símbolos de tercer nivel y Maestría, las explicaciones se empiezan a hacer pequeñas. En algunos casos son tan vagas que no te aclaran nada. Esto sucede porqué el enfoque que tienen estos símbolos es la evolución espiritual, y es muy difícil medir esto, o estipularlo en una serie de pasos. Realmente lo que te aportan esos símbolos es algo muy personal y que solo descubrirás si adquieres un verdadero compromiso con la práctica.

 

Dai-Koo-Myo

Este símbolo es el símbolo de más alto grado que enseñaba el maestro Usui. También se le conoce con el nombre de Dai-Koo-Myo Usui, ya que en la maestría se enseña otro Dai-Koo-Myo de origen tibetano. En tiempos de Usui, el Dai-Koo-Myo era un símbolo de maestría considerado sagrado en todo el Japón. Como puedes leer en el capítulo de los sistemas de Reiki, esta versión del símbolo, al igual que las versiones de los símbolos de Reiki II, son versiones canalizadas por Takata que intuyó que las vibraciones de estos símbolos se adecuaban más a las vibraciones occidentales.

Una de las misiones que tiene este símbolo es la de elevar nuestra frecuencia de vibración. Y es por eso, que si trabajamos con el a diario, podremos mantener un nivel elevado de vibración y esto hará que nos sea más fácil acceder al mundo espiritual. Es decir, que nos resultará más fácil comunicarnos con nuestros guías, canalizar la Energía, meditar, realizar practicas energéticas, etc. Este símbolo nos permite conectar con nuestra Esencia Divina, nos ayudará a que esta termine descendiendo a la materia fusionándose con nosotros. En resumen, nos ayudará en nuestro camino hacia la Iluminación Espiritual.

Algunos de los significados que podemos encontrar del Dai-Koo-Myo son: “La esencia de la sabiduría Divina”, “Gran ser del Universo brilla sobre mi y se mi guía”, “Casa de la gran luz brillante”, etc.

Dentro de sus efectos podemos destacar: relaja las emociones, dispersa los miedos y la agonía. Nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interior. Lleva la sanación a un nivel más profundo, al nivel espiritual. Nos permite sanar nuestro Karma, llevando a nuestra vida situaciones y personas que nos pongan a prueba y hagan posible una autentica sanación de nuestros lazos emocionales y miedos internos. Estimula el Chakra Corona, desarrollando nuestra parte espiritual y nuestra conexión con la Divinidad. Nos ayuda a encontrar nuestra misión en la vida, a recordar nuestro plan de vida que se ha marcado nuestra alma antes de encarnarse.

El Dai-Koo-Myo también tiene la virtud de potenciar enormemente otros símbolos. Para hacerlo, lo dibujaremos delante de cualquier otro símbolo. Es decir, primero dibujo un Dai-Koo-Myo y después dibujo un Cho-Ku-Rei o cualquier otro símbolo. El Dai-Koo-Myo también posee la capacidad no solo de aumentar otros símbolos, sino también de sustituirlos. Es decir, que la vibración del Dai-Koo-Myo ya incluye las vibraciones de los símbolos Cho-Ku-Rei, Sei-He-Ki i Hon-Sha-Ze-Sho-Nen. Con la práctica, una vez nos hayamos integrado la vibración del Dai-Koo-Myo, podremos dejar de utilizar los otros símbolos. Aunque si te sientes cómodo utilizando los otros símbolos de vibración inferior al Dai-Koo-Myo, utilízalos libremente. Los otros símbolos siempre serán herramientas a nuestra disposición.

Raku

Este es un símbolo que tradicionalmente se ha enseñado en la Maestría de Reiki. Mi primer maestro de Reik, Arjuna, decidió introducirlo en el tercer nivel para sí poder enseñar una potente técnica de sanación. De este modo en el tercer nivel cierras el capitulo de la sanación y para la maestría puedes dedicarla íntegramente al aprendizaje del método de hacer iniciaciones.

La función de este símbolo es la de abrir el aura. cuando dibujamos el Raku sobre una persona, le abrimos el aura en dos momentáneamente, para así poder trabajar más profundamente sobre los Chakras y el Canal Central. Se utiliza dibujándolo por la parte de atrás de una persona, a lo largo de la columna vertebral. Es decir, empezando por la cabeza hasta llegar al sacro. Es un símbolo muy potente y hay que tener cuidado a la hora de utilizarlo.

Compartir - Share
 

Cursos de Reikiactivo.com

Twitter

Facebook

Copyright © Reikiactivo 2006-2013.
...

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Cookies allow us to offer our services. By using our services, you agree to our use of cookies. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information