Dai-Koo-Myo

Una de las misiones que tiene este símbolo es la de elevar nuestra frecuencia de vibración. Y es por eso, que si trabajamos a diario con el Dai-Koo-Myo, podremos mantener un nivel elevado de vibración y esto hará que nos sea más fácil acceder al mundo espiritual. Es decir, que nos resultará más fácil comunicarnos con nuestros guías, canalizar la energía, meditar, realizar practicas energéticas, etc. Este símbolo nos permite conectar con nuestra Esencia Divina, nos ayudará a que esta termine descendiendo a la materia fusionándose con nosotros. En resumen, nos ayudará en nuestro camino hacia la Iluminación Espiritual.

Algunos de los significados que podemos encontrar del Dai-Koo-Myo son: “La esencia de la sabiduría Divina”, “Gran ser del Universo brilla sobre mi y se mi guía”, “Casa de la gran luz brillante”, etc.

Dentro de sus efectos podemos destacar: relaja las emociones, dispersa los miedos y la agonía. Nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interior. Lleva la sanación a un nivel más profundo, al nivel espiritual. Nos permite sanar nuestro Karma, llevando a nuestra vida situaciones y personas que nos pongan a prueba y hagan posible una autentica sanación de nuestros lazos emocionales y miedos internos.

Estimula el Chakra Corona, desarrollando nuestra parte espiritual y nuestra conexión con la Divinidad. Nos ayuda a encontrar nuestra misión en la vida, a recordar nuestro plan de vida que se ha marcado nuestra alma antes de encarnarse.

Hay que recordar que los símbolos de Reiki no funcionan hasta que un maestro de Reiki nos los introduzca a través de la Iniciación de Reiki.

       

Artículo escrito por Miquel Vidal.