Escrito por Miquel Vidal   
Compartir - Share

Observar la Respiración

Este tipo de meditación es tan antigua como el hombre. Destaca por su sencillez y su naturalidad. Lo único que nos hace falta para realizarla es nuestra atención y nuestra respiración, en cualquier momento y en cualquier lugar podemos llevarla a cabo. Es una meditación que nos lleva de una forma muy natural hacia nuestro interior, liberando nuestra mente de toda la basura que pueda contener. El Buda practicaba principalmente este tipo de meditación y se dice que con ella llegó a alcanzar la Iluminación.

En este apartado de la web veremos las diferentes maneras de realizar esta meditación. Mucha gente, al meditar espera tener visualizaciones con ángeles, guías, imaginarse volando por el cielo, convertirse en animales diversos, pasear por una playa o nadar por el océano como un delfín. Todas estas cosas pueden ser experiencias interesantes y bonitas, que nos aporten algo en un momento dado de nuestro camino, pero con ellas no conseguiremos ir más allá.

Este tipo de meditación, nos propone encontrar un espacio interno de vacío, o Wu Chi como lo llaman los taoístas. Un espacio libre de conceptos y estructuras mentales, un estado de pura consciencia libre de identificaciones con la forma. Encontrar la consciencia en su estado puro y cristalino, previo a la manifestación. Algunos llaman a esto espíritu o Dios. Para encontrarnos a nosotros mismos verdaderamente no es necesario recorrer el mundo, ver lugares mágicos o energéticamente potentes. No hace falta que nos rapemos la cabeza ni que nos convirtamos al budismo. No es necesario que nos pongamos ropa de algodón ni que aumentemos nuestra flexibilidad. Lo único que necesitamos es sentarnos un ratito todos los días a observar nuestra respiración.

Básicamente la meditación consiste en observar el ritmo de la respiración, observar cómo el aire entra y sale. Focalizar nuestra atención en ello y olvidarnos de todo lo demás. Cada vez que detectemos que nuestra atención se ha distraído en pensamientos, suavemente volvemos a la respiración. Y hacemos esto una y otra vez. Al principio los espacios de silencio interior serán pequeños pero con la practica conseguiremos aumentarlos y llegar a ver así lo que hay escondido detrás del pensamiento.

Existen diferentes maneras de practicar esta meditación, pero todas ellas nos llevan al mismo lugar. Prueba cada una de estas técnicas para comprobar cual de ellas se adapta más a tus necesidades.

  • Observar el bajo vientre. En este estilo, focalizaremos nuestra atención en el bajo vientre observando como se hincha y deshincha. Este estilo es muy adecuado si tenemos cierta tendencia a que nos suba la energía en la cabeza. Al mantener la atención en el vientre mantenemos la energía en el Tantien, que es donde debe estar.

  • Observar la nariz. Consiste en encontrar en nuestra nariz el punto exacto donde el aire entra en contacto con nosotros, y focalizar nuestra atención allí.

  • Observación general. Como su nombre indica observaremos con una visión general todo el proceso de la respiración.

La respiración consta de cuatro fases: inspiración, pausa, espiración, pausa. Es importante que estemos lo suficientemente atentos como para observar este proceso. En especial, presta atención a la última pausa, ese instante en el que no tienes aire y todavía no lo has cogido. Desde esta perspectiva podríamos ver que estamos muertos y volvemos a nacer una y otra vez.

Al empezar a meditar, podemos darnos cuenta de que nosotros estamos observando la respiración. Esta sensación no es un pensamiento, es consciencia misma. A medida que me voy relajando y sigo observando la respiración, poco a poco, me voy fundiendo con ella. Dejo que el observador y lo observado se conviertan en una misma cosa, de este modo consigo ir más allá de la dualidad.

¿Quieres ser feliz y encontrar la paz interior? Sólo tienes que respirar y darte cuenta de ello.

Compartir - Share
 

Cursos de Reikiactivo.com

Twitter

Facebook

Copyright © Reikiactivo 2006-2013.
...

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Cookies allow us to offer our services. By using our services, you agree to our use of cookies. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information